Área de Ginecología y Obstetricia:

— Exploración Mamaria y Prevención del cáncer de mama

El cáncer de mama es el tumor más frecuente en las mujeres occidentales. Es un tumor maligno que se origina en el tejido de la glándula mamaria. Si las células tumorales proceden del tejido glandular de la mama y comienzan a invadir los tejidos sanos de alrededor u otros alejados e implantarse en ellos, hablamos de cáncer de mama. Las posibilidades de curación de los cánceres de mama que se detectan en su etapa inicial (in situ) son prácticamente del 100%. Se ha podido demostrar que, gracias a la realización de campañas de diagnóstico precoz de cáncer de mama, la mortalidad por esta enfermedad ha disminuido de una forma significativa, al menos cuando se realiza en la edad de mayor incidencia (por encima de los 50 años). A partir de los 50 años se recomienda realizar la prueba cada 2 años.

— Control de embarazo

En un proceso tan importante de nuestra vida, es esencial llevar un control continuo sobre nuestro cuerpo y el de nuestro futuro bebé. Mensualmente realizar revisiones y ecografías para detectar cualquier problema o anomalía a tiempo, además de la posibilidad de realizar un programa de ejercicio terapéutico con nuestro especialista de Fisioterapia.

— Diagnostico y seguimiento de infección por VPH de bajo y alto riesgo con realización de colposcopia

Diagnosticar a tiempo la infección de VPH y su posterior tratamiento y seguimiento hace que la probabilidad de padecer problemas derivados del VPH como el cáncer de cuello de útero baje considerablemente.

— Ecografía de alta resolución con Doppler a color y Power Doppler.

La Ecografía de Alta Resolución permite obtener imágenes de gran definición que permiten diagnósticos prenatales. En ginecología el Doppler a color permite estudiar la circulación uterina y ovárica para diagnosticar tumoraciones ováricas e incluso estudios de fertilidad.

— Estudio Básico de esterilidad.

Mediante una analítica hormonal, una citología y una ecografía de alta resolución con estudio de la vascularización de las estructuras pélvicas; es posible descartar problemas en el aparato genital femenino que afecten a la fertilidad. Si no existen patologías que lo impidan, podemos realizar un asesoramiento antes del embarazo.

— Endocrinología ginecológica

A veces encontramos alteraciones en el ciclo menstrual, amenorrea (ausencia de reglas), alteraciones de peso… estos trastornos han de ser tratados y estudiados tanto para mujeres que quieren quedarse embarazadas, como aquellas que no.

— Incontinencia urinaria y alteraciones del suelo pélvico

El suelo pélvico o periné es el conjunto de músculos que cierran y sostienen toda la parte baja del abdomen, es como una hamaca que sostiene la vejiga, el útero y el recto, y que en el momento del parto o con la edad se puede volver frágil y dolorosa, susceptible de acarrear consecuencias posteriores tales como la incontinencia de orina o los prolapsos. El embarazo y el parto son momentos claves en la vida de una mujer en lo que hace referencia a la continencia de esfínteres (músculos en forma de anillo que cierran de forma voluntaria un orificio, en nuestro caso el cuello vesical) y el riesgo de aparición de un prolapso genital (descenso uterino y de la vejiga), aunque excepcionalmente este problema puede existir también en la mujer virgen o que no ha tenido hijos.

— Revisiones Ginecológicas

La revisión ginecológica anual es una importante visita que no ha de pasarse por alto, pues permite detectar a tiempo problemas o alteraciones ginecológicas. En el momento que la mujer comienza su vida sexual, es necesario comenzar a acudir a estas revisiones. Las revisiones comprenden una exploración, ecografía ginecológica y citología: ninguno de estos procesos son dolorosos y nos garantizan que nuestra salud está en perfecto estado.

— Detección y Tratamiento de Enfermedades de Transmisión Sexual

Las ETS (Enfermedades de Transmisión sexual) pueden no presentar síntomas, por lo que es posible estar infectado sin saberlo. Es importante realizar pruebas de detección para descartar posibles infecciones, las cuales pueden ser curadas de forma sencilla, que de otro modo podrían resultar en complicaciones. También las embarazadas pueden contraer una ETS y transmitirla al bebé, provocando complicaciones.

— Planificación Familiar / Anticoncepción

Hoy en día existen una gran variedad de métodos anticonceptivos para ambos sexos, permitiendo escoger aquellos que se ajusten a nuestras necesidades. Es muy importante recibir un asesoramiento médico para escoger el método que más nos conviene, además de para recibir información acerca de cómo usarlo. Para las personas que comienzan a mantener relaciones sexuales por primera vez, es indispensable recibir la información necesaria para poder llevar una vida sexual sana y plena.

— Prevención del cáncer de cuello de útero y vacuna VPH

En el caso del VPH o virus del papiloma humano, es necesario realizar un diagnóstico para establecer la variante del virus. El VPH puede producir verrugas genitales llamadas condilomas y, aunque no presenta otros síntomas, dependiendo de la variante del virus pueden ser el origen del cáncer de cuello de útero. La Vacuna del VPH puede eliminar el virus del organismo y el riesgo de padecer el cáncer de cuello de útero.

— Asesoramiento antes del embarazo

Para las personas que están planificando un embarazo, es importante realizar una serie de pruebas previas para garantizar que nuestro cuerpo está preparado para llevar a cabo esta experiencia. Una revisión ginecológica completa es imprescindible, pudiendo acompañarse de fisioterapia para el fortalecimiento del suelo pélvico. Si es necesario, un estudio de fertilidad descartaría cualquier retraso anormal en la concepción.

— Ginecología de la infancia y adolescencia

Aunque se suele pensar que los problemas ginecológicos son propios de la edad adulta, pueden aparecer en la infancia y adolescencia. Para ello colaboramos estrechamente con los especialistas en Pediatría, ofreciendo además de solución, información y prevención en estos aspectos.

— Perimenopausia y menopausia

Llegada a una edad la mujer comienza a sentir los primeros síntomas de la perimenopausia. Estos pueden ser paliados y con un correcto asesoramiento podemos hacer que la llegada de la menopausia no cause casi ningún problema. Además de realizar la pertinente analítica hormonal, revisión ginecológica y densitometría ósea; el trabajo de nuestros fisioterapeutas puede ayudarnos a mitigar la incontinencia urinaria y a fortalecer el suelo pélvico.

— Endometriosis

A veces las células del revestimiento del útero crecen en otras áreas del cuerpo. Esto puede producir dolor, sangrado irregular o problemas para quedar embarazada. Si la endometriosis ha sido detectada a su hermana o madre debería realizarse una consulta para determinar si se padece. Dependiendo de la persona, puede tener distintos tipos de síntomas y desarrollo, por lo que lo mejor es consultar a nuestro especialista.