Área de Medicina Estética:

— Blefaroplastia no ablativa.

Es un procedimiento rápido y seguro. La blefaroplastia es el nombre técnico de la cirugía de los párpados. Este tratamiento consiste en extraer la grasa y el exceso de piel de los párpados superiores, y con ello corregir la caída de los mismos. También con este tratamiento podemos reducir las bolsas, que en ocasiones pueden interferir en la visión. Tras este tratamiento, el resultado no variará la expresión del ojo.

— Hilos tensores Vlift Pro.

Llamados también “hilos mágicos” regeneran la piel y corrigen la flacidez. Este tratamiento rejuvenece desde adentro hacia afuera, estimulando la creación de colágeno y fibroblastos. El tratamiento es rápido e indoloro, son reabsorbibles y no produce rechazos ni alergias. Después del tratamiento, el paciente puede incorporarse a su vida habitual de manera inmediata. Además, este procedimiento puede ser complementado con otros tratamientos antienvejecimiento.

— Mesoterapia Facial y corporal.

El objetivo de la mesoterapia corporal es ayudar a disminuir la celulitis, reducir el panículo adiposo, mejorar la circulación y el drenaje de la zona a tratar. El tratamiento consiste en inyectar en la piel pequeñas cantidades de vasodilatadores, lipolíticos, reafirmantes, etc. Con la mesoterapia facial, podemos prevenir el envejecimiento facial, arrugas, manchas, etc. También podemos tratar algunas enfermedades cutáneas como el acné o verrugas.

— Peeling químico.

El fin de este tratamiento, es eliminar las capas superficiales de la piel para renovarla, con la aplicación de una sustancia química. De esta manera, tendremos una descamación leve de la epidermis y así renovaremos la piel y estimularemos la creación de nuevo colágeno. Dependiendo de las necesidades del paciente, se utilizará diferentes productos químicos, que valorará el profesional.

— Infiltraciones y rellenos de: Ácido hialurónico, Atlean, Sculptra, Agarosa.
— Tratamiento anti ojeras.

Las ojeras son el resultado de una acumulación de melanina bajo los ojos, que en ocasiones le acompaña una inflamación de la zona. Pueden producirse por distintos factores, entre ellos puede ser el cansancio, falta de sueño, estrés, una mala alimentación, retención de líquidos o incluso hereditarios. Se estudiará el caso en particular para poder ofrecerle la solución idónea.

— Botox Azzalure.

La toxina botulínica más conocida. Hoy en día es la técnica estética más usada y ha revolucionado el mundo de la estética. En primer lugar, analizamos al paciente, con el fín de estudiar sus arrugas en reposo, gesticulación, etc, para poder decidir la zona más apropiada a tratar. La aplicación del botox, corrige las arrugas en la frente, en el entrecejo (ceño fruncido), arrugas en el lateral de los ojos (patas de gallo), corrección de asimetrías en la altura de las cejas, y la hiperhidrosis, que es el exceso de sudoración en las palmas de las manos, axilas y plantas de los pies.

— Tratamiento despigmentante.

Las causas más comunes de las manchas en la piel, son la exposición al sol sin protección, envejecimiento cutáneo, trastornos hormonales, incluso la ingesta de algunos medicamentos. El profesional valorará la profundidad de las manchas, para ofrecer el tratamiento idóneo para eliminarlas completamente.

— BioEstimulación con plasma.

Es una técnica muy novedosa que consiste en estimular regeneración celular con tus factores de crecimiento aumentando el colágeno, elastina y otros nutrientes en la dermis. Consiste en la extracción de tu sangre en una pequeña cantidad, luego se centrifuga tu sangre, y en pocos minutos se obtiene el plasma rico en plaquetas que contiene tus factores de crecimiento. La bioestimulación cutánea está indicada para el rejuvenecimiento facial porque trata finas arrugas y piel muy desvitalizada y deshidratada. También se usa en cicatrices post acnéicas y post traumáticas ya que mejora esas áreas haciendo la piel más lisa y uniforme. La piel estará más hidratada, suave, luminosa, lisa, tensa, con mejoría de arrugas finas.